New York 1901, reseña

Hoy le toca reseña a una de las novedades de la hornada Essen 15 que pudimos disfrutar unas cuantas semanas antes de dicha cita. Un juego familiar que cautiva por su sencillez, y ante todo claro está por su cuidada estética. Hablamos de New York 1901.

New York 1901 es un juego de Chénier La Salle, editado en 2015 por Blue Orange Games. Su rango de jugadores es de 2-4, y la duración oscila entre los 45-65 minutos
El diseño artístico corre a cargo del genialísimo Vincent Dutrait (Augustus, Lewis & Clark, Madame Ching, etc). 
El juego es completamente independiente del idioma. Con saberte las reglas listo para jugar, y encima éstas vienen en castellano
Para más detalles técnicos y/o curiosidades no dudéis en visitar la ficha en bgg de NY1901.


Inserto interior de los molones, en los que cada cosa va (muy bien) encajada en su sitio. 

Componentes - 
Decir que la palabra "espectaculares" quizás se quede corta. Este juego tiene una sobreproducción de la ostia. Además de las mágicas ilustraciones -que en mi opinión embellecen +1000 al juego- todos los componentes son de una calidad sobresaliente. Buenas cartas, buenos cartones/losetas, buen tablero, y figuras de plástico to bonicas e innecesarias. De ahí lo de la sobreproducción: el juego se podría jugar con cubitos de madera de colores en lugar de incluir figuras de plástico.
Lo más curioso de todo es (y de hecho me ha pasado) que cuando le dices a la gente que el juego vale 31 euros se quedan alucinados, pues la peña con esos componentes se creen que el juego vale 40-50 euros perfectamente. He aquí un gran ejemplo de precio ajustado (y esto en los tiempos lúdicos que corren es raro), así que gracias mil a quien sea responsable de esto.

Tablero de juego. New York representada en 5 distritos diferentes (rojo, azul, verde, amarillo y rosa).
Todos los distritos tienen un nº (igual) de parcelas, además hay parques y calles, bastante significativas éstas para puntuar.

Componentes personales de 1 jugador (amarillo): 3 cartas de acción, 4 trabajadores de plástico, 1 edificio de plástico para llevar el conteo de puntos, y muchas losetas de edificio, de 3 tipos diferentes: 6 edificios nivel Bronce (a la izquierda), 6 edificios nivel Plata (en el centro) y 6 edificios nivel Oro (a la derecha).


Temática del juego / Objetivo - 
Hacer puntos de victoria. Qué atrevido verdad? xD
El juego quiere meterte en el pellejo de un joven emprendedor en Nueva York en los inicios del s. XX. Para ello tendrás que invertir en propiedades, construir y construir sin parar, y cada vez más alto, así hasta alcanzar la gloria de construir los grandes rascacielos de la mayor metrópolis del mundo.
Esto es más o menos lo que te cuenta la introducción del juego en la 1ª página. Todo muy motivante oye, parece que lo haya escrito una de esas personas que se ha flipado demasiado con la ciudad. Ay las pelis y las series cómo lavan cerebros!
Como os decía -antes de tanta tontería- el juego va de hacer puntos construyendo edificios a porrillo. La gracia del juego es cuáles construyes (porque no te dará tiempo a construirlos todos) y cómo.

Set up - 
Rapidico la verdad: cada jugador coge (que están además en bolsitas individuales) todos sus edificios y los coloca delante, básicamente para poder visualizarlos claramente. Despliegas el tablero, colocas las cartas de Solar: un mazo con cartas bocabajo y 4 disponibles al lado bocarriba (véase imagen a continuación). Y también para cada partida sacas al azar 3 cartas de Calle (de las 5 que hay) y 1 carta de Reto (de las 5 que hay). Estas cartas (Calles y Reto) son para puntuar al final de la partida. 
Ya puedes empezar a jugar.

Mercado Futuro (la pila de cartas de Solar bocabajo) y Mercado Abierto: 4 cartas de Solar disponibles para planificar/construir.

¿Cómo se juega? ¿el turno a turno?
New York 1901 es un juego de colocación de losetas, pero uno en el que quizás una buena planificación se note más que en otros (sobretodo en los primeros turnos). Sea como sea, si el juego por las imágenes tiene pinta de ser un familiar-light... habéis acertado, es un familiar-light xDD, es decir muy sencillote de jugar/asimilar. 

En tu turno eliges entre:
 1) Comprar terreno Y Construir (opcional)
 2) Demoler Y Reconstruir

Opción 1 o 2, pero nunca ambas. De hecho, la opción 1 será la que escojas durante la inmensa mayoría de tus turnos. Pero vamos a ver estas opciones con algo más detalle. 

1) Comprar terreno Y Construir. 
Tan sencillo como coger 1 carta de Solar de entre las 4 que hay disponibles (y siempre hay 4. Al final del turno del jugador se repondrán estas cartas) y "reservarte un solar" que corresponda con el de la carta que has escogido. Se supone -temáticamente- que estás comprando un terreno en el que después edificarás. 

Ejemplo: en mi turno me cojo una carta de Solar verde (de 3 casillas) y por consiguiente pongo un trabajador en un solar verde (de 3 casillas) que aún esté disponible. Es decir, que no tenga ni un edificio de un rival ni mío ni un trabajador ajeno. 

(Ojo: Conste que hay mismo número de cartas de Solar de cada distrito (color) porque de hecho hay el mismo nº de solares de cada color. Cada distrito tiene 13 solares, 10 de 2 casillas y 3 de 3 casillas)

Y además, escogiendo la Opción 1 podemos en segundo lugar construir 1 edificio en un solar que nos pertenezca. Es decir, que ya tengamos 1 trabajador ahí guardándonos el sitio. Cuidaico que este edificio que construyamos NO tiene por qué ir colocado en el solar que acabamos de reservar al inicio de la acción. 
Aquí ya se vislumbra parte de la miga del juego: los autopases. Los sitios que te vas reservando para "más adelante", para construcciones venideras (y que dan más puntos).

Siguiendo el ejemplo anterior: como tenía reservado el solar de 3 casillas construyo un edificio (nivel Bronce) que quepa en el solar.

Cuando construyes un edificio has de tener en cuenta el factor "tetris" del juego. Es importante ir viendo qué edificios tienes disponibles para construir. 
¿Queeee? ¿disponibles????
Resulta que cuando empiezas a jugar sólo puedes construir edificios de Bronce. Los niveles de Plata y Oro los tienes que desbloquear, llegando a un mínimo de puntos de victoria. Y claro, los querrás desbloquear pronto pues estos dan más puntos. Cada edificio tiene en una esquinita un nº. Dicho nº son los puntos de victoria que te anotas cuando construyes el edificio en el tablero. En la imagen anterior por ej: el jugador amarillo gana 3 pts. 

Y ahora diréis... "entonces todo el mundo va a ir a lo mismo, a construir edificios de Plata y Oro cuanto antes" ... y el caso es que NO. La famosa frase matemática de "el orden de los factores no altera el producto" no se cumple en este juego. Aquí el orden es muy importante. Claro que para ello tenemos que entrar en detalle en la opción 2. 

2) Demoler y Reconstruir
En New York 1901 pronto te quedas sin huecos para construir. Bien porque te han quitado los solares que querías o porque no salen las cartas que crees te benefician. No problem!, que eligiendo esta acción puedes derribar 1 edificio (o varios colindantes, que sean tuyos por supuesto) y construir otro en su lugar (o parte de ese lugar). ¿La chicha de esto? que los puntos del edificio que derribas NO los pierdes, pero SÍ ganas los puntos del edificio nuevo. 
¿Es todo tan bonico como lo pintan? bueno, has de tener en cuenta 1 restricción. Quizás la más importante del juego: cuando derruyes un edificio para construir en ese hueco has de construir un edificio de un nivel siguiente. Es decir, si echas abajo un edificio de Bronce no puedes colocar en su lugar otro edificio de Bronce, tendrás que hacerlo con un edificio de Plata u Oro (siempre y cuando tengas desbloqueado el poder construir esta "tecnología").

Aquí tengo un edificio de bronce y a la vera tengo un solar de 2 casillas. ¿Qué tal si derribo el edificio y construyo algo en su lugar?...

Tachánnnn!! toma edificio de 6 puntos! (nivel Plata) que he levantado con la opcion 2) Demoler Y Reconstruir. 

Cuando reconstruyes puedes usar también un solar vacío adyacente, siempre y cuando fuese tuyo por supuesto. Es la regla con la cual podrás ir echando abajo pequeños edificios de pocas casillas y construir en su lugar edificios de 4 y 5 casillas (y más). 

Así que, volviendo a lo de antes -lo del orden de cómo hacer las cosas- imaginad cuánto frustra en el juego construir muy rápido edificios de Oro y después darte cuenta de que ya no los puedes echar abajo, ya que el nivel Oro es "el techo", los edificios de mayor prestigio. Y creedme, lo he visto.

¿La gracia del juego? ¿la miga?
Creo que NY1901 consigue mucho con muy poco. Tan sólo 2 acciones cuando llega tu turno, pero hay mucho terreno que abarcar, y nunca mejor dicho lo del terreno. La interacción en el juego es el roce, el roce de que otros jugadores se cojan solares demasiado pegados a los tuyos. Esto te joderá mucho, ya que te estarán poniendo límites a tus posibilidades de crecimiento. Y no dudes en hacerle lo mismo a tus rivales si ves que todo les va demasiado bonito. Cuidaico con que 1 solo jugador acapare toda 1 manzana, ya que se podrá construir un chiringuito (y derribarlo, y reconstruirlo) golosísimo.
Y recordad que, como acostumbro en mis reseñas, me dejo muchos detalles en el tintero, para que los descubráis por vosotros mismos al tomar contacto con el juego. 
Algún ejemplo de ello? véase imagen a continuación. 

Mirad qué pedazo de edificio! otorga 13 puntazos!

Resulta que hay 4 Rascacielos Legendarios en NY1901. Están disponibles durante la partida y cada jugador puede construir 1 de ellos (los 4 son diferentes, con diferentes puntos y formas/casillas). 
Si juegas competentemente querrás construir uno de estos colosos. Pero claro, ocupan mucho espacio, te costará trabajo conseguir ubicarlo. 

Y no queda ahí la cosa. Durante una partida de NY1901 deberás tener siempre un ojo puesto en los "objetivos": las cartas de Calle y la carta de Reto (véase que a ellas me refería en el Set up).  En cada partida salen 3 cartas de Calle (de entre las 5 que hay). Estas cartas dan jugosos puntos al final de la partida. En concreto cada carta da 5 puntos al jugador que con más edificios toque dicha calle. 

La colocación de los edificios tendrá mucho que ver con qué calles salgan en la partida. De hecho habrá solares (en las esquinas) con los que puedas tocar 2 calles que estén en juego, o incluso podrás construir edificios (grandotes por supuesto) que toquen hasta 3 calles.

No nos olvidemos de la carta de Reto. Que sale 1 en cada partida, y también da puntos, pero por cosas muy diversas:

Ser quien más edificios de un tipo de tecnología haya hecho, haber construido en un mismo distrito un par de edificios de Oro, etc.

Eh, y aún me dejo cosas. ¿Recordáis que en las piezas de cada jugador salían 3 cartas?  son 3 cartas de Acción especial, que cada jugador tiene para 1 solo uso durante la partida. Estas cartas te permitirán hacer un gran turno, saltándote alguna de las normas básicas del juego.

El final de la partida llega de 2 posibles maneras: 
- Cuando a un jugador sólo le quedan 4 rascacielos sin construir.
- Cuando sólo quedan 3 cartas en el Mercado Abierto y no quedan cartas en la pila para reponer dicho mercado. 

Al ocurrir una de estas 2 cosas todos los jugadores tendrán un último turno, excepto el jugador que haya provocado dicho final. 
Tras esto sólo queda contar los puntos que dan las cartas de Calle y la de Reto, y ya tendremos al mejor arquitecto en la mesa xD

Partida a 3 jugadores

Conclusión - 
En el momento de escribir esta reseña llevo 4 partidas a este juego, y en las 4 he disfrutado mucho. New York 1901 me parece un buen juego ligero-familiar. Cuando te lo explican crees que es una tontá, y de hecho no deja de serlo (en cuanto a complejidad), pero te das cuenta a medida que pasan los turnos que tiene más cosas a tener en cuenta de las que creías. La pugna por las calles y por la carta de Reto estará ahí toda la partida, y después está el elemento de el roce. Crucial en este juego. Como cerca de ti se venga continuamente 1 jugador, o varios de ellos, te joderán de lo lindo, ya que no podrás crecer cuanto quisieras. 
Es por ello que en este juego la planificación de los primeros turnos es esencial. Tienes que tener muy claro qué solares quieres y en cuáles más tarde reconstruirás. Como vayas al tuntún después no te saldrá nada, y resultará que eres tú mismo el que te has pisado. Ya lo decía antes; en NY1901 el orden en que hagas las cosas es parte del éxito.

Las partidas son muy dinámicas, y rápidas. No me cabe duda de que cuando juegues y nadie sea debutante finiquitarás una partida en unos 45-50 min. Y no os sorprenderá si os digo que la calidad de los componentes os tendrá embelesados y será un +1 a la experiencia. 
Teniendo esto en cuenta, este juego no aporta nada nuevo, pero resulta ser una extraña mezcla entre colocación de losetas y gestión de áreas que conforma un producto que a servidor al menos convence, y debo decir que se queda por ello en mi colección.

Por cierto, el juego tiene un modo Introducción para una 1ª partida que ni he probado. Lo leí y me parecía que era simplificarlo innecesariamente.

Y eso es todo. A construir se ha dicho! 

Contraportada del juego

Saludos jugones!

3 comentarios:

  • Cristobal S | 12 de noviembre de 2015, 11:14

    No me gustó mucho la primera y única partida que jugué pero tuvimos alguna duda en las reglas y eso nubló la experiencia creo. De todos modos había leído a la gente compararlo con el aventureros al tren y a mi no me lo pareció. Aventureros al tren es más sencillo a mi parecer

  • Neiban | 13 de noviembre de 2015, 12:18

    Es cierto que en la regla de Demoler puede haber ciertas confusiones. Así lo veo yo, pero leyendo el manual detenidamente donde te explican esa parte y tirando de sentido común... yo no he tenido ningún problema en las 4 partidas que le llevo.
    Y sí, para mi el Aventureros tb es más sencillo que este juego.
    Gracias por pasarte ;)

  • Carlos Robles | 21 de diciembre de 2015, 20:31

    Me gustó este juego y creo que en una segunda partida lo disfrutaré más al verle mejor la estrategia.

Publicar un comentario