Cheeky Monkey , la reseña

Vaya semanita que llevo! liadísimo. Currando más que nunca y además con el estrés de ir buscando regalitos navideños. Es por eso que esta semana he tenío el blog abandonaíllo, y aunque ya sea a viernes, rematando semana, ahí va una reseñita de...

Cheeky Monkey es el filler que últimamente tiene encandilao a mi entorno lúdico. Me hice con él en el pasado Festival de Córdoba, y desde entonces (le dediqué unas líneas aquí)  muchas partidas le han caío, pero veámoslo con más detenimiento. 

Cheeky Monkey - Autor: Reiner Knizia / Ilustraciones: Rob Walker / Editorial: Face2Face Games / Año de publicación: 2006 / Jugadores: de 2 a 6 (pero por favor, ni penséis en jugarlo a 2 xD) / Duración: 15 min la partida / Dependencia del idioma: nula. Cero patatero / Honores: 2008 Golden Geek Best Children's Board Game Nominee y 2008 Japan Boardgame Prize U-more Award Nominee.
Ya está bien de datos. Ahora veamos lo que nos encontramos al abrir la caja. 

Un pequeño manual de reglas (en inglés, pero el juego es independiente al idioma), 8 losetas de cartón con animales impresos, una bolsa de tela (de mu wena calidad x cierto), y fichas-tazos, muuuuchas fichas, en concreto 52.

Y bien, ¿de qué puñetas va el juego? Pues de coleccionar tantas fichitas como nos sea posible, e intentar obtener mayorías coleccionando estos animalejos. Cheeky Monkey es un push your luck en toda regla. 

El set-up es de chiste. Rapidísimo. Basta con colocar en el centro de la mesa los 8 tiles de cartón de animales. Esto sirve para indicarnos/recordarnos en todo momento qué animales y cuántos de ellos hay. Sí, el nº que hay en cada loseta te dice cuántas fichas de ese animal dentro de la bolsa. Ej: hay 7 canguros (véase loseta amarilla). 

Como os decía, rapídisimo. Cuestión de segundos. Una vez hecho, nos aseguramos de que todas las fichas de animales están dentro de la bolsa y ya podemos empezar a jugar. 

¿El turno a turno? Sencillísimo a más no poder. Cuando te llega el turno, coges la bolsa de tela con todas las fichas dentro, metes la manita y sacas una ficha, que colocas enfrente tuya. Si esta ficha coincide con la ficha superior del "taco/pila" de algún jugador, le puedes robar esa ficha. Si no, pues no pasa nada. 
A continuación, puedes plantarte o seguir. 
- Si te plantas, la/s ficha/s que hayas conseguido pasa a formar parte (o iniciar) tu pila. Puedes apilar los animales que hayas conseguido en el orden que quieras, pero ojito a cómo lo haces que te los pueden robar. 
- Si sigues jugando, metes de nuevo la manita en la bolsa. Y a probar suerte. Puedes conseguir más animalicos, y seguir robándole a tus adversarios (para goce y descojone tuyo!), pero cuidado amigo! si cuando saques alguna ficha, ésta es igual a alguna de las que ya hubieras conseguido en ese turno (y tuvieras por ende enfrente tuya aún), es decir, que esté repe, todo lo que habías conseguido en ese turno se pierde!! y vuelve a la bolsa. Y aquí es cuando el resto de jugadores se ríen en toa tu cara xDD

Vamos a ver un ejemplo de esto que he explicado con 3 imágenes, simulando estar en plena partida: 
Va tu turno, metes la zarpa en la bolsa y sacas un perro (ficha naranja). 

Miras la pila de los demás jugadores. Recuerda! si el animal que acabas de sacar coincide con el mostrado en la parte superior de alguna pila rival, los puedes reclamar! y en este caso, 2 jugadores tienen fichas perrunas , así que te llevas las dos xD

Ya tienes 3 fichas. Acabas de saquear un par de fichas a los vecinos xD. Ojito continuamente a las pilas rivales. Si alguien hubiese sío tan cafre de apilar varios animales del mismo tipo seguío, los podrías reclamar todos, pero no es éste el caso. 
Decides no plantarte, sin miedo! quieres meter de nuevo la inocente manita en la bolsa y...

Sacas una foca! (ficha verde claro), y te das cuenta que el jugador a tu izquierda tiene una foca encima de su pila, por lo que se la puedes robar xD
...
Y así vas jugando en tu turno, hasta que te plantes o que la pifies al sacar un animal que ya tuvieses enfrente. Valiéndonos del ejemplo anterior; si siguieses pa´lante en el turno y sacases de la bolsa un perro o una foca lo perderías todo. Y todo a la bolsa.

Dinámico verdad? Pues hay un par de reglillas que le dan la verdadera gracia al juego: una (y esta es la menos importante) es que si en tu turno has conseguido solo animales de 1 tipo, puedes colocarlos en la parte inferior de tu pila. Esto se llama asegurar/reservar la manada. Y es que haciendo esto consigues poner bastante a salvo estas fichas del saqueo de tus rivales. 
Pero la regla que la lía parda es la del Monkey, que pa algo da nombre al juego. Los monos están to locos, y para reflejarlo, cuando sacas un mono, tienes la opción habitual de mantenerlo delante, o (y ojito a la waña!) cambiar este mono por el animal superior de la pila rival que quieras. 
Esta regla es una genialidad. Da muchísima chicha, pues así es como te enfocas a coleccionar más animales de un tipo u otro, y te la juegas más que nunca al autopase. Y es que si le has cambiado a algun jugador el monete (y éste está en lo alto de su pila), y después sacas de la bolsa otro monete, le puedes robar el que le acababas de dar. Este autopase en el juego es bueniiiiiisimo xDDD

¿El final de la partida? Se da cuando un jugador saca de la bolsa la última de las fichas. En ese momento, los jugadores desarman sus pilas, y se va mirando quién tiene la mayoría de cada tipo de animal. Si tienes una mayoría, te llevas la loseta central del animalejo en cuestión, y el nº que tiene lo ganas en puntos. 
Haces tantos puntos como los de las losetas que consigas, más las de las fichas/tazos. Quien más tenga, gana. 
¿El animal que más puntos da? El mono, por eso un jugador cuando consiga uno en su turno tendrá un micro-debate interno en plan "le paso el monete a menganito? o me lo guardo pal final e intentar conseguir el bono de 10 puntos? xD"

Conclusión-opinión: Cheeky Monkey me parece, a día de hoy, el perfecto push your luck. Este chorrijuego es genialmente divertido, es diversión primaria de la que te asegura risas, y muchas. Además, las partidas son tan rápidas que siempre que ve mesa te echas más de una. Es más, nunca lo he jugado y le he echao sólo 1 partida, mínimo una 2ª, y a veces hasta 3 y 4! xDD
Si te gustan los juegos al estilo del Can´t Stop!, disfrutarás tela con Cheeky Monkey. Y os lo dice alguien que adora Can´t Stop, y lo tenía hasta hace poco como el mejor del estilo, hasta que topé con Cheeky Monkey. Las bazas de este último ganan por goleada. Es más pequeño, más portable, para más jugadores (hasta 6), súper precio (sólo ¡6 euros! en tienda online), posibilidad muy alta de repetir partida, y por supuesto, el encanto de meter la manita en la bolsa a probar fortuna en cada turno :)
Cheeky Monkey me parece una joya de filler, y que debéis probar si os gusta el estilo comentado, si no sois de fillers, o no podéis soportar que el azar se ría en vuestra cara, quizá no sea grata elección xD 

Pero qué leches!!? le pondrías mala cara a un juego que además intenta educarte?

Quien sabe si Friesse cogió la idea pal Fauna de aquí... xDDD


Un saludo jugones!


10 comentarios:

  • Lethan | 21 de diciembre de 2012, 11:20

    A mí me tocó en el concursillo de este señor blog y la verdad es que el juego es divertido.

    Tampoco para jugarlo demasiado, que lo mismo se quema, pero te echas un ratillo de risas sin problema.

    Como el Can't Stop, pero con la caja más pequeña.

    Un saludo!

  • Oceluna | 21 de diciembre de 2012, 13:24

    ¡Qué ganitas le tenías a este juego y cómo te estaba esperando en Córdoba, allí, esconidito, llamándote desde un rincón...!
    ¿Y qué puedo decir? ¡Pues que habrá que catarlo! Además yo no he probado Can´t Stop, así que seguro que me gusta; tiene buena pinta.

    ¡Gracias por la reseña! Nos vemos :)

  • Picosckt | 21 de diciembre de 2012, 15:34

    ya era hora Neiban de esta reseña que tenía to la curiosidad de ver como era el juego con tanto enseñarlo!!

    Parece graciosete pero demasiado azaroso para mi gusto, para echarse unas partidas mientras se habla de colegueo o veo perfe, tipo toma 6.

    Un saludo picha!

  • carlospm23 | 21 de diciembre de 2012, 16:12

    Ains, las fockers, los tromper, las girafer, los yabalin, las cerber, los cameron, los perrets y los monetes nunca fueron tan divertidos...

  • El troll | 21 de diciembre de 2012, 16:52

    Se ve graciosillo el juego, sí, pero no se yo si tanto animalito me iba a caber en la cueva.

  • David Lechtenbörger Hernando | 23 de diciembre de 2012, 3:05

    Buena reseña, aunque no parece ser mi tipo de juego.

  • gudix | 23 de diciembre de 2012, 9:01

    Me ha recordado un pelin al Piko piko en eso de que cuanto más arriesgues más puedes ganar pero a su vez perderlo todo y que le puedes robar la loseta a tus oponentes. Pero el Cheese monkey tienes otras reglas que lo diferencian como la del mono que tu dices del autopase.

    Parece algo tontuno este filler, no serán de mis preferidos :P

    Un saludo

  • Jamuki | 23 de diciembre de 2012, 17:58

    si, me recuerda al can't stop, pero yo al can't stop solo he jugado por internet, no tiene gracia alguna :( Imagino que lo gracioso es ver como los demás se rien de ti (o tu de ellos). A ver si lo pruebo ahora que voy a Málaga

  • Carlos Robles | 21 de noviembre de 2014, 17:05

    En mi redescubrimiento de este blog me encuentro con reseñas como esta. Desde luego, nada que decir de este juego sencillísimo, entretenido y del que es raro echar solo una partida.

  • Neiban | 22 de noviembre de 2014, 12:44

    Carlos, aun recuerdo muy bien la noche en la que lo estrenamos en mi casa, jugándolo en el salón, que le cayeron 4 partidas seguidas. Te acuerdas? xDDD Magiquísimo :)

Publicar un comentario