¿Ambición?

El otro día estoy hablando con mi hermano mientras veíamos la tele, y salieron (por la tv) una gente opinando sobre los Juegos Olímpicos. Una reportera hacía preguntas rápidas sobre los JJOO, y la gente a pie de calle respondía. Así hasta que salió una mujer diciendo aquello de ... "lo importante es participar".
Y mi hermano al oír esto saltó de la silla vociferando más o menos esto:

- Participar los cojones! que después na mas que se hablan de decepciones cuando el país no llega a X medallas.

El caso es que me dio mucho que pensar el asunto. Y empecé a extrapolar el asunto a los juegos de mesa charlando con mi hermano, que es semi-jugón.
Se oye mucho lo del "lo importante es participar". Mi hermano dice que aunque refleja algo bonito, esta frase es acuñada a menudo por perdedores xD, y que es consuelo de perdedores cuando no han ganado u obtenido unos mínimos. Así que ahora os pregunto:

- ¿Nos pasa esto a los jugones? ¿Hasta qué grado prima el "lo importante es participar" sobre la competitividad y el deseo de victoria?

Y reflexionadlo que puede tener más repercusión en una sesión de juego de la que creemos. En mi caso por ejemplo, 2 jugones de mi grupo son polos opuestos en cuanto a competitividad . Uno es ultracompetitivo, y si no gana en los juegos o queda 2º/3º se mosquea. Es incluso semi-agresivo a veces, y como le hagas alguna putada gorda te la guarda pa otra partida y te perrea en cuanto pueda. Además le ponen cachondo los ránkings y campeonatos, y apuntaría toda puntuación de cuantas partidas jugamos.
El otro es un jugador que va siempre a su bola. En años y años de risk no ha ganao ni 3 partidas, y es que se conformaba jugando a sobrevivir, a estar en un rinconcito del mapa sin hacer ruido, sin buscar ni meterse en follones. Una vez que le enseñé los eurogames, juega de tal palo; no arriesga nunca nada. No sé si será por ello precisamente que rara vez gana, y suele quedar siempre de los últimos. Una meta suya habitual es intentar no quedar último.

¿Pecaremos unos de ambición y otros de falta de ella? Pensad en los JJOO de nuevo. Los países hacen incluso porras con cuántas medallas creen que conseguirán, y todo lo que sea bajar de esas marcas es considerado como decepción. ¿Es un fallo considerar como decepción no conseguir las medallas que esperabas?

Pasad el ejemplo a los juegos. Muchas partidas empiezan, y nos hacemos unas expectativas de cómo deberíamos jugar y quedar al final de la partida. Yo opino que cuando una partida va a comenzar todos los jugadores deberían tener la aspiración de ir con todas sus ganas a por la victoria, pero sin embargo a veces juego y pienso que algunos jugadores son demasiado conformistas, que se conforman con conseguir x plaza. E incluso me pregunto si yo mismo lo he sido, y cuánto afecta a la calidad de las partidas. ¿Hemos de tener más ambición? o menos? Pensad que a menudo el juicio que hacemos de un juego depende de cómo hemos quedado en la puntuación final. Seamos realistas, si es más probable que un juego nos guste cuando hemos ganado... ¿cómo no iba a desagradarnos de algún modo si hemos quedado último ultimísimo?

En fin... ¿qué opináis? sólo espero no haberos rallao xD

Un saludo jugones!

9 comentarios:

  • Lethan | 18 de julio de 2012, 18:01

    Depende mucho del juego, pero en general, yo juego a ganar y a hacerlo lo mejor posible, porque creo que parte de la diversión está en gran parte en la competición con los demás.

    Pero ganar no creo que sea sinónimo de diversión o de que te guste un juego... recuerdo catanes en los que desde el segundo turno estaba claro que iba a ganar yo, y eso hacia que el juego me pareciese todavía más aburrido.

    Y perder tampoco creo que sea sinónimo de pasártelo mal o no disfrutar el juego. En el RoR nunca gano porque soy una puta sabandija y al final todo el mundo acaba cogiéndome tirria, pero creo que soy el que mejor se lo pasa.

    Es decir, que me parece que jugar a ganar está bien, y todos jugamos a eso, pero eso no quiere decir que si no ganamos haya que tirarse de los pelos. Si en una partida voy a quedar último, pues bueno, ya quedaré mejor en la siguiente; tampoco me voy amargar y jugar con desgana. Más que nada, por respeto al resto de jugadores.

    Saludicos!!!

  • Picosckt | 18 de julio de 2012, 18:38

    Yo opino igual que Lethan, todos comenzamos queriendo ganar pero solo va a conseguirlo uno. La diversión está en la táctica que empleas para ganar y después el resultado es lo de menos. Nunca le suelo dar importancia a quien gana o pierde tras acabar la partida.

    Un saludo!

  • Israel Béjar | 18 de julio de 2012, 19:41

    Pues para mi el ganar no es condición obligada y necesaria para pasarlo bien, ni tampoco creo que el no salir a ganar la partida desde el principio reste calidad a la misma. Es mas, creo que firmemente que demasiada competitividad joden las partidas precisamente por lo que comentas de tu colega, que si no gana la lia parda. En mi grupo tengo otro igual y la verdad es que llega un punto en el que cansa. Personalmente yo juego para pasarmelo bien y juego desde luego para ganar, pero si no gano me da exactamente igual. Para mi sentarme con mis colegas y echar unas risas frente a un tablero es satisfacción suficiente, que para movidas y preocupaciones ya tenemos suficiente con esta crisis. Un abrazo

  • gudix | 19 de julio de 2012, 7:02

    Yo necesito esa ambición para poder jugar porque sino...me pongo a mover fichas al juego de la oca. Es más, no sólo debería de tenerla yo si no el resto de jugadores y así la experiencia de juego es aún mayor.

    Luego el escenario puede ser totalmente distinto, personas que juegan por pasar el rato como tu colega que se queda en una esquinita en el mapa. Lo que valoro en esto casos es la participación, al menos hemos pasado una buena tarde y han conocido un juego nuevo o rejugado a alguno.

    Según el grupo con el gue juegue ya sé como van a transcurrir las partidas y me adapto a cada uno de ellos para pasar un buen rato.

    PD: me ha hecho gracia la conducta semi-agresiva de tu colega, eso no es sano. Yo conozco a personas así tambien, si no ganan directamente dicen que el juego es unta pu** mier** o que está roto.

    Un saludo

  • SGuerrero | 19 de julio de 2012, 12:42

    Pues yo juego a ganar. Es que jugar por jugar es tontería. Aunque no me importa perder... es más, muchas veces disfruto más viendo como gana un jugador que no suele ganar y la alegría que desprende. En cambio mi mujer es ultracompetitiva. Tiene un AP muy alto, porque nunca quiere equivocarse. Y cuando le jodes una jugada no veas como se cabrea!!

  • Kikaytete | 19 de julio de 2012, 23:28

    Lo de lo importanten es ganar es parte del aprendizaje para los niños, para que aprendan a perder sin cabrearse, y a ganar sin regodearse y hacer sangre (aunque está claro que hay adultos que ese día se hicieron gorra a clase). Lo de ponerlo como coletilla en competiciones de adultos me parece parte de la "sabiduría popular" que hace que ante ciertas preguntas se conteste con tópicos, por no admitir que no sabes qué decir.

    En los juegos de mesa juego a ganar siempre, desde el principio al final, pero ni me importa perder ni me gusta vacilar al ganar. Jugar a pasar el rato, pues en algún party, pero si no, espero que todos vayamos a jugar, porque sino adios a la diversión. Es como los que juegan a joder a uno, o a joder la partida, que al final pasas de ellos.

  • Neiban | 20 de julio de 2012, 2:32

    Gracias a todos por pasaros!
    Tal y como ha dicho kikaytete, en los partys hay q poner otra filosofía, e ir a jugar, a que prime lo social sobre lo competitivo. Me estoy imaginando la de veces que jugando al Dixit he soltado una pista fácil a sabiendas de q me la iban a adivinar fácilmente, pero a sabiendas tb de que provocaría unas cuantas risas.
    El tema me sigue pareciendo fascinante. Volviendo al asunto de los dos amigos de los que hablo en la entrada; cómo puede ser distinto el concepto de jugar que para otro? Uno compite por jugar xD y otro juega para competir

  • NETes | 20 de julio de 2012, 13:33

    Hay gente pa' tó. No es cierto que todos juegan a ganar ni lindeces similares. Cada uno se divierte como quiere.

    Para mi la competición arruina la experiencia y no me apuntaría a un tornero ni harto vino. Prefiero evitar a gente como la que comentas en la entrada. Esto no significa que no me guste que la gente juegue bien, ya que si nos dedicamos a mirar al techo mientras jugamos no tiene sentido la partida.

    Y si con alguien hay que competir es contra uno mismo, si lo has hecho bien y quedas último orgulloso debes estar. Y al contrario, si juegas mal y quedas primero no es cosa de la que alegrarse.

  • Neiban | 20 de julio de 2012, 17:55

    Gracias por pasarte Netes!
    Muy cierto aquello de jugar para competir contigo mismo. Yo al menos así me lo tomo. En mi última partida a Caylus, quedé último (éramos 3), pero estuve orgullosísimo de mi partida.
    Y tb me echan pa atrás los torneos. Cnd he ido a jornadas me dan repelús casi. Además de q te consumen mucho tiempo, la gente se mata y saca facetas muy negativas por ganar un simple juego de 10 euros.

Publicar un comentario